Consejo para afrontar unas oposiciones físicas

La alimentación juega un papel clave en la superación de las pruebas físicas para cualquier opositor, que tenga un examen de las cualidades físicas.

Siguiendo unas pautas alimenticias, tendrás un extra para superarlas.

Si has competido en deporte conocerás  la sensación de jugarse todo a una carta. A veces todo el trabajo previo se viene al traste por una mala preparación y organización del día. Una nutrición inadecuada junto con los nervios, la inexperiencia y la falta de previsión pueden echar por tierra todos los meses/años anteriores.

 

¿QUÉ COMER ANTES, DURANTE Y AL FINALIZAR LA COMPETICIÓN? 

Durante los dos días anteriores a la prueba, tanto en las comidas como en las cenas, comer alimentos ricos en hidratos de carbono (pasta, arroz, cereales).

 

El día del examen

Desayuno

La mayoría de las pruebas tienen lugar en las primeras horas de la mañana. Debes desayunar si o si, aunque no te apetezca demasiado.

Come algo que te aporte energía (tostadas, cereales, fruta) combinado con algún líquido que sepas que puedes digerir bien. Si estás habituado, el café es una buena opción ya que te ayudará a activarte.

Durante la competición, si se alarga más la prueba, no debes estar más de 2 horas sin comer nada. Llévate alimentos energéticos (barritas, chocolate, plátanos, frutos secos) y bebidas isotónicas hidratantes.

Nunca comas nada dulce media hora antes de la prueba de resistencia, o los niveles de glucosa en sangre pueden disminuir.

Después de la competición, hidrátate bien y la primera comida que realices que sea rica en hidratos de carbono (pasta, arroz o patata).

 

¿CONSEJOS A SEGUIR ANTES DE EMPEZAR LAS PRUEBAS?

Si tienes opción date un baño de agua caliente a 36 o 37 grados con sales de baño durante unos 10 o 15 minutos, te relajara psicológica y físicamente

Revisa la bolsa del equipaje que llevaras, sobre todo si te vas un par de días e intenta dormir 8 horas.

¿QUÉ HACER ENTRE PRUEBAS?

Realizar estiramientos con rebotes durante el tiempo que transcurre entre el último ejercicio del calentamiento específico y la prueba de competición.

Si has calentado muy pronto, ponerse el chándal para no perder calor muscular. Recuerda una vez comiences ya no puedes “volver a calentar”. El calentamiento que hagas antes del circuito de agilidad debe servirte ya para todas las pruebas que las harás seguidas. Pero siempre que puedas, en cualquier sitio, aunque sea pequeño, una pequeña movilidad articular, estiramientos lanzados, pequeños saltos sin desplazamiento.

 

22 abril, 2019

0respuestas en "Consejo para afrontar unas oposiciones físicas"

Deja un mensaje

©CEYSFORMACION.COM - centro de estudios y seguridad - 2018 - Diseño Web: contacto

X