ACTUACIONES POLICIALES EN EL ÁMBITO DE LA SEGURIDAD CIUDADANA

LIBRO RECOMENDADO PARA LECTURA (2º edición) Editorial Punto Rojo. Tema 3, páginas 24 y 25:

Se habilita a los agentes de las FFCCS para la práctica de identificaciones en vía pública en vía pública o en el lugar de requerimiento en los siguientes supuestos:

1.- Cuando existan indicios de que han podido participar en la comisión de una infracción.

2.- Cuando, en atención a las circunstancias concurrentes, se considere razonablemente necesario que acrediten su identidad para prevenir la comisión de un delito.

En un posible traslado a dependencias policiales en casos de imposibilidad de identificación por cualquier medio o negativa a identificarse del requerido. Siempre en los casos en que sea necesario:

.- Para impedir la comisión de un delito.

.- Para sancionar una infracción.

Detalla la existencia y funciones del libro registro (antiguo “libro azul”, actualmente informatizado) donde se constatarán las diligencias de identificación practicadas, los motivos, circunstancias y duración de las mismas.

En el citado libro sólo se practicarán asientos relacionados con la seguridad ciudadana, debiéndose remitir a fiscalía mensualmente extracto de las diligencias de identificación con expresión del tiempo utilizado en cada una.

Se establece la obligación de expedir a la salida del identificado un volante acreditativo del tiempo empleado en la identificación, la causa y la identificación de los agentes actuantes.

en caso de negativa o resistencia a identificarse se estará a lo dispuesto en el Código Penal y LOPSC.

Jurisprudencia:
Sentencia 18/11/1993. Identificación. Habeas Corpus.

El Tribunal Constitucional, en sentencia de 18 de noviembre de 1993, entendió que la medida prevista en el artículo 20.2 LOPSC (actual art 16), se trataba de una privación de libertad, si bien declaró el precepto conforme a la Constitución española, y señaló al respecto:

4º.- La diligencia de identificación del art. 20.2 (actual art 16), no se podrá prolongar más allá del “tiempo imprescindible”, lo que implica que deben realizarse de manera inmediata y sin dilación alguna. El plazo máximo del art. 17.2 CE, desde luego, no es trasladable a la práctica de esta diligencia que nunca podrían justificar tan dilatado período de tiempo. El instituto del hábeas corpus protegerá al afectado frente a una eventual prolongación abusiva de la permanencia en dependencias policiales.

5º.- Respecto a la información de derechos que recoge el artículo 17.3 CE, el requerido a acompañar a la fuerza pública debe ser informado, de modo inmediato y comprensible, de las razones de tal requerimiento, aunque la Ley (que exige consten en el libro-registro los “motivos” de las diligencias practicadas) nada dice, de modo expreso, sobre esta información, inexcusable para que el afectado sepa a qué atenerse.

6º.- Las demás garantías dispuestas en el artículo 17.3 (exclusión de toda obligación de declarar y aseguramiento de las asistencia de abogado en las “diligencias policiales “en los términos que la ley establezca) hallan su preferente razón de ser en la detención preventiva, por lo que no se adecuan enteramente a un supuesto de privación de libertad como el que consideramos, pues el art. 20 (actual art 16), no permite en modo alguno interrogar o investigar a la persona sobre más extremos que los atinentes rigurosamente a su identificación (para la obtención de “datos personales” a que se refiere el art. 9.3 de la propia Ley Orgánica). Tampoco resulta indispensable que la identificación misma haya de llevarse a cabo necesariamente en presencia o con la asistencia de abogado, garantía cuya razón de ser está en la protección del detenido y en el aseguramiento de la corrección de los interrogatorios a que pueda ser sometido (STC 196/1987).

EL REGLAMENTO DE ARMAS

El Reglamento de Armas restringe, con carácter general, la utilización de armas a los polígonos, galerías o campo de tiro y a los campos o espacios idóneos para el ejercicio de la caza, de la pesca o de otras actividades deportivas, y expresamente prohíbe portar, exhibir y usar fuera del domicilio, del lugar de trabajo o, en su caso, de las correspondientes actividades deportivas, las pistolas y revólveres detonadores. En relación con el uso de armas en espectáculos público, filmaciones o grabaciones, su artículo 153 exige, entre otros requisitos, que se trate de armas que no sean “aptas para hacer fuego real”. Asimismo, el citado Reglamento contempla la tenencia de determinadas armas únicamente en el propio domicilio con fines exclusivos de coleccionismo.

Son pistolas y revólveres detonadores los clasificados como tales en la categoría 7ª.6 de artículo 3 del Reglamento de Armas, aprobado por el Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, destinados a la percusión de cartuchos sin proyectil que provocan un efecto sonoro y cuyas características los excluyen para disparar cualquier tipo de proyectil.

Las pistolas y revólveres detonadores únicamente se podrán adquirir, tener y usar para actividades deportivas, adiestramiento canino profesional, espectáculos públicos, actividades recreativas, filmaciones cinematográficas y artes escénicas.

Asimismo, se podrán adquirir y tener exclusivamente en el propio domicilio con fines de coleccionismo.

.Podrán dedicarse a la venta de pistolas y revólveres detonadores, las armerías autorizadas y los establecimientos de venta de artículos deportivos que lo hayan comunicado previamente a la correspondiente Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil.

ADQUISICIÓN DE PISTOLAS Y REVÓLVERES DETONADORES.

Las pistolas y revólveres detonadores solo se podrán adquirir por personas físicas o jurídicas que justifiquen la necesidad de su tenencia y uso para las finalidades recogidas en el artículo 3, así como los titulares de licencias de armas de fuego para sus uso en las actividades a que se refieren los párrafos a), b), c) y d) del apartado 2.

Para la adquisición de pistolas y revólveres detonadores en los establecimientos autorizados, en su caso de que su titularidad vaya a ostentarse por una persona física deberá acreditar la mayoría de edad mediante la exhibición del documento nacional de identidad en vigor o, en su caso, la tarjeta de identidad de extranjero; en el caso de que se trate de una persona jurídica, la exhibición corresponderá al representante de la misma.

DOCUMENTACIÓN QUE DEBE APORTAR

.-  En caso de que el arma vaya a emplearse en actividades deportivas, original y fotocopia del documento justificativo de dicho uso emitido por una federación deportiva, un club deportivo o una asociación o entidad con fines deportivos.

.- En caso de que el arma vaya a emplearse para el adiestramiento canino profesional, original y fotocopia del documento justificativo de dicha actividad emitido por la asociación nacional de adiestradores caninos, una federación de caza o una federación cinológica.

.- En caso de que el arma vaya a utilizarse en un espectáculo público o actividad recreativa, original y fotocopia de la autorización de su celebración de la autoridad respectiva.

.- En caso de que el arma vaya a utilizarse en filmaciones cinematográficas y artes escénicas, certificación emitida por el director o productor de la filmación u obra, acreditativa de su realización y del necesario uso de dichas armas en la misma.

.- En caso de que el arma vaya a tenerse con fines de coleccionismo, original y fotocopia de la autorización de coleccionista.

.- En caso  de que el arma vaya a ser empleada en las actividades de los párrafos a), b), c) y d) y se disponga de licencia de armas de fuego, original de la misma.

ANOTACIÓN DE DATOS EN LOS LIBROS DE ARMAS

Las armerías y establecimientos de venta de artículos deportivos deberán hacer constar en el libro de entradas y salidas de armas, datos del arma y de quien la adquiere.

INSPECCIÓN POR LA GUARDIA CIVIL 

La Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil respectiva comprobará periódicamente el cumplimiento de las obligaciones referidas

La Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil respectiva podrá inspeccionar las existencias y documentación de pistolas y revólveres detonadores cuantas veces lo considere preciso y sin necesidad de previo aviso.

CUSTODIA Y DEPÓSITO

Tanto las personas físicas como las jurídicas que posean pistolas y revólveres detonadores están obligadas:

1º. A guardarlos en lugar seguro y a adoptar las medidas necesarias para evitar su pérdida, robo o sustracción.

2º, A presentar las armas a las autoridades gubernativas o a sus agentes, siempre que les requieran para ello.

3º. A denunciar inmediatamente en la Intervención de Armas y Explosivos correspondiente la pérdida, destrucción, robo o sustracción de las armas o de su documentación.

 

 

14 mayo, 2019

0respuestas en "ACTUACIONES POLICIALES EN EL ÁMBITO DE LA SEGURIDAD CIUDADANA"

Deja un mensaje

©CEYSFORMACION.COM - centro de estudios y seguridad - 2018 - Diseño Web: contacto

X